viernes, 1 de septiembre de 2017

Villacarrillo, cuna del baloncesto

Villacarrillo, cuna del baloncesto: Memorial José Ángel Rodríguez Gamboa "Kánkel"
Por Amigos del Baloncesto Villacarrillo

Este domingo 10 de septiembre celebramos el XV Memorial de Baloncesto en recuerdo de “Kánkel”. Un partido que a nadie de nosotros nos gustaría jugar, porque sería señal que nuestro amigo Kánkel estaría con nosotros.

Villacarrillo siempre ha sido cuna del baloncesto. Vivió su época dorada con la celebración, durante muchos años, de un torneo de verano en el que se reunía más de 20 equipos y varios cientos de jugadores que disfrutábamos jugando durante todo un verano (de julio a septiembre) en la pista del instituto, que todos los días presentaba numeroso público. Por diferentes circunstancias, ese torneo no tuvo continuidad y el baloncesto “murió” en Villacarrillo.


De ese torneo se pueden hablar muchas cosas positivas, pero a nuestro modo de ver, la más importante, es que creó unos lazos de amistad muy importante entre todos los que lo jugábamos verano tras verano.


Uno de esos jugadores habituales era “Kánkel”. Primero en el “AV Venecia”, y luego en “Los Bubis” jugó a baloncesto durante muchos años. Kánkel, no era el super crack del equipo, deportivamente hablando, pero era el mejor de todos en las relaciones sociales. Hablaba y se llevaba bien con todo el mundo. Recordamos el partido que se disputó entre la Selección Provincial de Jaén y el Spartak de Praga (también en Efemérides de Villacarrillo y que podéis ver PINCHANDO AQUÍ), que él no jugó, pero se prestó a ser el responsable de toda la intendencia, el jefe de “la priva”, como decía él. En ese partido, estuvo casi todo el tiempo hablando con el delegado del equipo checo, ninguno de los dos hablaba el mismo idioma, pero Kánkel se entendía con todo el mundo.


Como jugador renegaba bastante, era buen penetrador y no tenía mala mano para el tiro a media distancia, y sobre todo se encargaba de los “terceros tiempos” que creemos que era dónde él más disfrutaba, porque estaba en contacto con unos y otros. Tanto es así, que creemos que creó una nueva jerga. Términos como Bubi, priva, lilón, gasofa…se hicieron muy habituales entre muchos de nosotros, ya que él no paraba de repetirlos tras su vuelta del servicio militar.

Kánkel tenía problemas en una de sus piernas, e incluso se rompió los ligamentos de la rodilla jugando un partido, tras una caída. Eso le hizo ir dejando poco a poco de jugar, pero no de estar en todos los partidos que se jugaban, para relacionarse con todos.


Por desgracia, “Kankel” el “abuelo BUBI”, nos dejó tras una grave enfermedad que no pudo superar a pesar de haber luchado día tras día contra ella, el día 21 de Marzo de 2001. El día de su entierro aún recordamos el grito de su hermano Carlos en el cementerio: ¡¡Viva el abuelo BUBI!!, clara señal que había dejado su legado antes de irse.


Tras su muerte, todos los amigos que jugábamos al baloncesto con él, teníamos muy claro que teníamos que hacer algo para recordarlo, y no encontramos mejor forma de hacerlo, que juntándonos todos los años para jugar un partido de baloncesto en su memoria. Decidimos que este partido se jugara en la fechas de la Feria de Villacarrillo, para así poder contar con el mayor número de gente posible, y que todos los amigos y jugadores habituales pudiesen asistir, siempre que sus responsabilidades se lo permitieran. Y así está siendo desde hace ya 15 años. Unos años unos, otros años otros, pero siempre, dos equipos dispuestos a pasar un buen rato jugando a básket, y en las gradas amigos y conocidos que no fallan como público fiel, y sobre todo disfrutando y charlando en el tercer tiempo, que es el que más disfrutamos ya que da para mucho y nos ponemos al día después de tiempo sin vernos la mayoría de nosotros.


La Memoria de Kánkel sigue viva en nosotros, y fiel reflejo de ello es el esfuerzo que sobre todo hace la gente que está fuera de Villacarrillo para escaparse ese fin de semana y jugar el partido, la implicación de la gente en vender lotería para sufragar los gastos del partido y post partido, la implicación de la familia que todos los años asiste al partido para así agradecernos que sigamos acordándonos de él.

Esta unión y esta implicación, sólo lo podía conseguir una persona como Kánkel, que seguro que allá dónde esté, estará disfrutando con nosotros de este rato de baloncesto y amigos.

¡¡VIVA EL ABUELO BUBI!!

1 comentario:

  1. Muy bien expresado y nada que decirte leo casi todas eñlas efimerides, pero esta me llega por implicado y amigo de KANKEL, muchas gracias

    ResponderEliminar

Todos aquellos comentarios que ofenda, insulten o quieran incomodar a un particular o colectivo (sea por temas religiosos, políticos, etc...) será automáticamente borrado. Por favor, se ruega un comportamiento cívico y con respeto. Este blog es meramente histórico, no tiene otras pretensiones.